EL NACIMIENTO DEL SOL,

EL NACIMIENTO DEL SOL,
un cuento para el solsticio de invierno

Era el invierno y el sol había envejecido. Todo el año el sol había trabajado mucho. Dia tras día, se acostaba y
se levantaba. Así, el sol había alimentado a todos los seres sobre la tierra dándole energía a los árboles, a las
flores y al pasto para que puedan alimentar a los animales, pájaros, insectos y personas.
Pero ahora, el pobre sol estaba muy cansado y le costaba mucho levantarse en la mañana. Poco tiempo
después de levantarse, tenía que regresar a acostarse. Los días se acortaban de más en más y las noches se
alargaban, hasta que el día fue tan corto que ya no valía la pena hacer el esfuerzo para levantarse.
La noche estaba triste de ver al sol así “Ven a descansar en mis brazos, hijo mío, le dijo. Después de todo soy
tu madre. Tu naciste de mi obscuridad, hace millones de años. Déjame arrullarte ahora como arrullo a las
estrellas del universo.”
La noche arropo al sol en sus brazos, y la noche se hiso en efecto, muy larga.
“Porque la obscuridad es tan larga se preguntaban los niños en la tierra. ¿Cuándo regresara el sol?”
El sol está muy cansado, decían los adultos. Pero quizás si ustedes, los niños, le agradecen por todo lo que
hace por nosotros, la luz regresara en la mañana.”
Los niños le cantaron hermosas canciones al sol. Después pensaron en todo lo que el sol les daba. “Gracias
por hacer crecer las frutas, el maíz y el trigo, decían”” gracias por hacer crecer los árboles en nuestros
bosques y las algas en el océano.” “Gracias por crear el viento que trae la lluvia”
Cada vez que un niño agradecía, el sol se calentaba un poco y empezaba a dar más calor. Protegido en los
brazos de la noche rejuvenecía poco a poquito.
Finalmente, los niños tuvieron que irse a dormir. “Nos quedaremos despiertos esperando a ver si el sol se
levanta de nuevo, dijeron los adultos”. “Nosotros también podemos quedarnos despiertos? ¿Preguntaron los
niños? “Pueden tratar” respondieron los adultos, pero estarían muy cansados. Si quieren pueden prender una
vela y ponerla en un lugar muy especial. Ella velara por ustedes mientras ustedes duermen y sueñan con el
regreso del sol”
Los niños prendieron sus velas y las pusieron en un lugar seguro, cada flama era un destello de fuego para el
sol.
El sol vio a través de la noche todas las flamas que iluminaban la noche, se llenó de esta luz y se siento
mucho más joven.
Temprano, los adultos despertaron a los niños. Y juntos fueron a cantar bellas canciones para el sol.
Esperaban ver que es lo que el alba les traería.
La noche fue pasando del negro, al violeta, al azul. Poco a poco el cielo se aclaraba y una luz doraba se vio en
el horizonte. La noche abrió sus brazos y dejo salir al sol, nuevo, fuerte y brillante.
“¡El sol regresa! ¡El sol renace hoy! Gritaron todos. Y bailaron y cantaron para festejar el nacimiento del
nuevo sol, de un nuevo año”

Fuente: Traducido del inglés: Circle Round – raising children in Goddess traditions, Starhawk Dian Baker Anne Hil