Relaciones sociales peligrosas

¿Es adolescente igual a ponerse en riesgo?
Temerosamente la respuesta casi siempre es si, los adolescentes por la composición de su cerebro, por el despertar hormonal, por exploración social tienden a tener poca conciencia de las consecuencias de sus actos aún siendo estos peligrosos pero ¿saben que es lo que se ha demostrado que salva vidas en estos periodos?
Vínculos sanos, verdaderos y profundos; es decir una comunidad verdadera que contenga, entonces es exactamente eso lo que buscamos para nuestros jóvenes ¿cierto?
Ahora, la pregunta del millón ¿como lo logramos?

Pues en Elhilar tenemos la respuesta; desde edades tempranas los niños y después jóvenes son tratados con respeto, por lo que cuando se vinculan pueden identificar como errónea cualquier otra forma de trato, además la pedagogía por si misma provoca un autoconcepto positivo, dando herramientas de solución de conflictos continúas, mostrándoles diariamente el valor intrínseco que tienen y sus capacidades innatas, por otro lado, los maestros y maestras estamos trabajando continuamente con un currículum que los haga sentir al mismo tiempo en reto y logro; observando a cada persona y dando el acompañamiento que necesita; por otro lado, la información que se les proporciona, el entorno y las formas evitan una sobre intelectualizacion temprana que les lleva a hacer poco caso a su instinto.
En el ambiente social; se provoca la observación de la valla del otro y la aceptación, así como colaboración, siendo estos, elementos clave para un vínculo profundo y auténtico.

Imagina un lugar en donde la forma en la que nos vinculamos sea segura, donde cada uno de los jóvenes pueda ser auténtico y sea valorada y valorado a partir de ello, que cuando se presenten situaciones de riesgo la red social que contiene a cada una y uno de nuestros alumnos y alumnas está tan entrelazada que está situación rebota como extraña e indeseable; si deseas conocer este lugar maravilloso que te describimos puedes visitar Elhilar secundaria para hacerlo realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *