Ideas para disfrutar el tiempo en casa con los niños

¡Llegaron las vacaciones! ¡Una época que todos esperamos con mucha emoción! Época de viajes, de planes diferentes, de salir de la rutina, y de aprovechar para hacer todo lo que queremos y nunca nos da tiempo.

Para muchos papás, este es el momento de convivir como familia y es cuando buscamos planes que podemos hacer con los niños. Aprovechamos para ir a conocer ciudades diferentes, para visitar a la familia que vive lejos o para ir a todos esos lugares culturales que nos han dicho o sabemos que están increíbles.

¿Y qué pasa si decidimos quedarnos en la casa? Siempre es un reto el saber qué hacer con nuestros hijos en la casa. Mantenerlos entretenidos y tranquilos puede ser una misión imposible. Pero la realidad es que los niños, especialmente los pequeños, disfrutan mucho estar en su casa, sobre todo si están haciendo “algo” con mamá y papá. Es un momento de relajación y descanso y la oportunidad perfecta para hacer una conexión profunda y pasar un momento divertido y entretenido como familia.

Aquí les proponemos algunas ideas que pueden hacer con sus hijos en casa. Lo que buscamos es pasar tiempo juntos que fortalezca nuestro vínculo con ellos. A los niños les encanta que juguemos con ellos, desde cosas muy sencillas como hacer casas de campaña con sabanas en la sala, disfrazarnos y hacer una obra de teatro, esconder objetos y hacer un mapa del tesoro para recuperarlos, jugar a hacer todo en cámara lenta y después rápido; hasta las labores del hogar como limpiar y recoger pueden ser muy divertidas si se hacen como juego. El cocinar es una tarea que encanta a los niños, planeemos menús en los que ellos puedan participar en la elaboración de su comida, esto además de entretenerlos hará que se lo coman con más gusto.

Tengamos siempre en mente, qué al hacer las cosas con ellos, el fin es convivir y pasar un rato agradable, no que la comida quede perfecta o la casa impecable. El compartir juegos de mesa también es muy agradable.

Sin duda la lectura también es un medio muy importante que nos acerca a nuestros hijos y les ayuda a desarrollar la imaginación además de fomentar el lenguaje, por no decir lo mucho que les gusta a todos los niños.

Las actividades artísticas son ideales para estos momentos, a los niños les encantan, les ayudan a desarrollar su creatividad, imaginación y fantasía, favorecen la expresión de sentimientos, la comunicación e intuición, además despliegan su sensibilidad y percepción.

Estas son algunas ideas de actividades que puedes realizar con tus hijos:

Piedras artísticas:
Lo primero es salir al jardín, un parque o camellón a recolectar piedras, una vez seleccionadas las que más les gusten hay que lavarlas muy bien en una cubeta o palangana tallándolas con algún cepillo. Una vez limpias y secas, se pueden pintar con pinturas de agua o con plumones, una vez secas se pueden barnizar, esto hará que aún el diseño más sencillo se vea bien terminado. Se pueden poner como adorno en una canasta o charola o usarlas como tesoros para juegos futuros.

Sellos con frutas:
Las frutas pueden convertirse en excelentes sellos, si cortas una manzana por la mitad y la llenas de pintura de agua, puedes estampar su silueta con mucha facilidad y decorar tarjetas o incluso, si usas pintura para tela, decorar toallas para cocina o manteles individuales.
Esto mismo se puede realizar con peras, uvas, ciruelas o cualquier otra fruta dura.

Masa:
El hacer formas con masa es una actividad muy entretenida, se puede utilizar plastilina o arcilla, pero la masa hecha en casa tiene la ventaja de que es fácil de limpiar, no ensucia tanto como la plastilina y es completamente comestible, lo que ayuda mucho especialmente con niños pequeños. Para hacerla mezclar 200g de harina, 100g de sal, 1 cuchara sopera de alumbre (se consigue en la farmacia) y añadir 300 ml de agua hirviendo y una cuchara sopera de aceite. Mezclar varios minutos hasta conseguir una masa suave. Luego se puede añadir unas gotas de colorante alimenticio. Una vez hecha la masa se mantiene más de un año guardada en el refrigerador en un recipiente tapado.

Maracas con botellas:
Cualquier botella de plástico vacía, como las de jugo o agua, limpia y sin etiquetas, se puede rellenar de pasta para sopa, lentejas, frijoles, arroz, etc. y sirve como maraca.
El llenar las botellas es una actividad muy buena para niños pequeños pues les ayuda en su desarrollo motor fino. Incluso se pueden pintar por fuera con pintura de agua para darles un aspecto más artístico. El crear una banda con estas maracas y sartenes con cucharas puede darnos mucho rato de diversión.

Cofres de tesoros:
Se puede utilizar cualquier caja vacía. Hay que tener muchos recortes de distintos tipos de papel bonito, puede ser para envolver. Con engrudo (harina, agua caliente y un poco de sal) pegar los recortes hasta cubrir toda la caja. Es importante usar una capa delgada de engrudo para que seque pronto. Esta caja se puede utilizar para ir guardando los tesoros que todos los niños van coleccionando.

Esperamos que estas actividades les sirvan para disfrutar más el tiempo en casa con los niños. Es muy importante tener en cuenta que antes de realizar cualquier actividad con ellos debemos de tener listo el lugar de trabajo, el material, los trapos para que se limpien, el lugar donde poner las cosas sucias, etc. a fin de que no tengamos que estar yendo y viniendo una vez iniciada la actividad.

Recuerda que lo más importante es que encuentres el gusto por las actividades que desarrolles con ellos, no importa tanto la actividad sino la interacción entre ustedes, es decir la calidad del tiempo pasado juntos.

 

Por: Diana Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.